jueves, 3 de noviembre de 2016

DULCE DE MEMBRILLO

A petición de Pilar de Alcoy voy a contaros como preparo yo el dulce de membrillo.

Es un dulce sano, natural y que todos podemos preparar en casa porque no necesita nada especial.

Pasemos a la receta y luego os cuento algo que me hace mucha ilusión.

INGREDIENTES

1 Kg de membrillos
1 Kg de azúcar
Unas gotas de limón
Agua


PREPARACIÓN

Lavar bien los membrillos para quitarles la pelusa de la piel y poner a cocer con piel en una cazuela grande.
Cocer durante 40 a 60 minutos (dependiendo del tamaño y la cantidad de membrillos) o hasta que al pincharlos con una brocheta entre muy fácilmente.
Sacar del agua y dejar enfriar hasta que podamos manipular las frutas.
Pelar y retirar el corazón. Cortar el membrillo y triturar (con la batidora, con pasa-purés o con lo que usemos para hacer puré de patata).
Pesar el membrillo que tenemos triturado y añadir la misma cantidad de azúcar (se puede reducir un poco pero no nos quedará tan firme).
Poner en una cazuela alta a cocer y añadir las gotas de zumo de limón. Poner a cocer a temperatura media removiendo con frecuencia con una cuchara de madera (es importante porque la cuchara de madera no se pega).
Aquí es donde viene la dificultad, porque tenemos que estar cociendo la mezcla más o menos una hora o hasta que tome el color del caramelo (el color típico del dulce de membrillo) y al clavar la cuchara en el centro, esta no se caiga.
Cuando ya esté preparado ponemos nuestro dulce en las bandejas que ya tendremos preparadas y pintadas con un poco de aceite de girasol y lo taparemos, dejándolo en la nevera al menos 24 horas para que tome consistencia. Mantener en la nevera porque a pesar de ser un dulce confitado en según que climas se puede enmohecer y todo el trabajo iría a la basura así que a la nevera y a disfrutar de este dulce que os sabrá a gloria.


Hasta aquí la receta que espero que disfrutéis.

Y ahora el motivo de mi alegría es porque voy a dar un curso de imprescindibles de repostería en el Atelier de mi amiga Dulce Roseta en Valencia.
Me hace mucha ilusión porque es un curso donde podréis aprender a preparar azúcar invertido y sus usos,fondant pastelero para cubrir vuestros donuts o vuestros eclairs, a confitar naranjas, como hacer un bizcocho jugoso o preparar carbón de azúcar para las fiestas. 
Es un curso eminentemente práctico y creo que necesario para quien disfrute con la repostería y la pastelería porque aportará unas bases firmes para dejar volar luego la imaginación y crear preciosas tartas o pasteles que deleiten a todos en nuestro entorno.

Si os apetece, la información a través de los medios que os aparecen en la imagen y espero que alguno de vosotros os pueda conocer en el curso y decir juntos que ESTO ME SABE A GLORIA.





sábado, 15 de octubre de 2016

PAELLA VALENCIANA (Homenaje a mi suegro Pepe, el mejor paellero del mundo)

Me habían pedido la receta de la paella y , aunque ya he publicado una versión para hacer en la paella eléctrica ahora toca la versión para los que pueden hacerla tanto en vitrocerámica, gas o inducción.

Hace tiempo que no publicaba nada, pero la vida te hace dar prioridad a unas cosas y otras dejarlas de lado. Por ello os pido disculpas pero espero poder publicar más a menudo ahora que las cosas se van calmando.

En este entrada quiero hacer un homenaje a mi suegro Pepe, fallecido el año pasado y que fue un referente en mi vida. Le echo de menos como extraño a mi padre Vicente y a mi suegra Carmen, sé que estarán felices en el cielo disfrutando pero nadie podrá borrar ese hueco que han dejado en mi vida.

Pepe era un hombre dicharachero, amable, cariñoso y generoso. Era muy buen cocinero y todos esperábamos con ganas sus paellas del domingo.
Pepe dio todo por su familia y nos dejó un gran legado de cariño, vitalidad y fuerza.
Por eso hoy en esta entrada quiero recordar a Pepe y sus paellas, esas paellas que nos reunían en torno a la mesa a toda la familia y nos transportaban al séptimo cielo.
Hoy os regalo la herencia que Pepe me dejó, su sabiduría culinaria.

¡Gracias por darnos tanto!


Vamos ahora a la tarea.

La receta está pensada para 4 personas y el recipiente donde hay que preparar el arroz es lo que se llama paella, un recipiente plano con asas, de metal que puede estar esmaltado o no pero que siempre será bajo y ancho.

Resultado de imagen de paellera

Ingredientes:

Un pollo mediano cortado en trozos pequeños
Medio conejo mediano cortado en trozos
250 gr de verdura de paella congelada (judías verdes planas, garrofón y tabella) Si no encontráis las verdura de paella se puede poner judía verde plana pero pierde sabor.
Una alcachofa (opcional, en casa nos encanta y por eso la pongo)
Un tomate grande maduro y rallado
Un diente de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimentón
Colorante alimentario o azafrán
Romero en rama
5 Tazas de café de arroz bomba
Agua

Preparación:

Rallar el tomate y picar el ajo, mezclar y reservar.
Salar la carne.
Poner la paella al fuego y poner aceite hasta que casi cubra la base (dejando aproximadamente un tercio de la base sin aceite).
Calentar el aceite y sofreír la carne del pollo y el conejo hasta que esté dorado (es importante que coja color porque lo importante de una buena paella es el sofrito y lo que aporta el sabor es en parte esta fritura).
Cuando ya esté bien frito el pollo y el conejo añadir el tomate rallado con el ajo, bajar un poco el fuego y sofreír hasta que quede el tomate en su punto (que no suelte agua).
Preparar una jarra con agua del grifo.
Añadir una cucharadita de pimentón y una pizca de colorante  (si utilizas azafrán añadir unas hebras al sofrito) y remover con una cuchara de madera rápidamente para que el pimentón no se queme.
Añadir inmediatamente el agua de la jarra. No pongo cantidad porque hay que llenar de agua la paella hasta un centímetro del borde(hasta los clavos del asa).
Subir el fuego y salar.
Cuando rompa el hervor añadir la verdura y dejar cocer hasta que esté tierna. (Si pones alcachofa ponla ahora también troceada en octavos).
Probar de sal y rectificar si es necesario.
Dejar que reduzca el caldo hasta la mitad y probar, si está sabroso añadir un poco más de agua y dejar cocer otros 5 minutos.
Cuando el caldo ya esté tomando un color un poco más opaco y tenga buen sabor se añade el arroz y se baja el fuego a media potencia. Remover el arroz en la paella en este momento hasta que esté repartido por toda la superficie.
Poner las ramas de romero lavadas sobre el arroz para que de sabor.
Dejar cocer el arroz durante 20 minutos aproximadamente a fuego bajo/medio o hasta que se consuma por completo el caldo.
Cuando el arroz esté ya cocido se apaga el fuego y si ha quedado un poco duro puedes cubrir la paella con papel de aluminio y dejarlo reposar durante 10 minutos para que termine de cocerse.
Si ha quedado demasiado blando o en su punto, no tapes la paella, deja que se evapore pero deja reposar siempre la paella, no se puede comer de inmediato.

Para servir, retira las ramas de romero y si eres como Sergio de los Hermanos Torres ( y como yo) puedes añadir unas gotas de limón a la hora de comer porque para mi realza mucho el sabor del arroz.

Espero que os salga de maravilla y si tenéis alguna duda ya sabéis que podéis preguntar lo que queráis, tanto aquí como en facebook o en Instagram, intentaré contestar lo más rápido posible.

Con esta receta os deseo un buen fin de semana y que la vida OS SEPA A GLORIA

Maleni

jueves, 9 de junio de 2016

Vuelta al blog y receta sana sana GAZPACHO SIN TOMATE

Queridos amigos:

Ya sé que llevo mucho tiempo sin publicar nada pero las circunstancias familiares y personales no me han dejado tiempo para ofreceros alguna entrada digna.
Hoy quiero explicaros la nueva dimensión que tendrá este blog a partir de ahora.
Me encanta cocinar y me gusta disfrutar de la comida pero sobre todo me gusta ver como los demás disfrutan de aquello que preparo con tanto amor.
Desde hace algunos años soy enferma renal y últimamente mi enfermedad se ha puesto un poco "tonta" y tengo que restringir mi alimentación con una dieta bastante rígida. No puedo tomar alimentos con potasio ni con fósforo y he de restringir la ingesta de proteínas a 50 gramos en cada comida. Imaginareis que la cosa se pone fea cuando además tengo que perder peso y como consecuencia cada plato de comida que tomo pesa como máximo 200 gr.  Y la verdad es que no puedo quejarme porque gracias a esta dieta consigo que mis riñones sigan sin necesitar de una máquina para vivir pero resulta bastante difícil cocinar algo que reúna todas estas condiciones.
Es por eso que he decidido comenzar a publicar entradas en el blog con platos que preparo para mi y que pueden comer personas con restricción de potasio y fósforo en su dieta.
Yo he visitado muchas páginas web buscando recetas que se adaptaran a mi "especial" dieta pero han sido pocas las que me han servido y por eso quiero contribuir con mi granito de arena a que este mundo de Internet tenga una referencia para las personas con mi misma dificultad.

Hace poco tuve la suerte de asistir a un taller con Juan Llorca, un cocinero de slowfood que dirige el comedor de un colegio donde, aunque os pueda parecer mentira, los niños toman fruta y verdura a diario y sin rechistar.
Pues bien, al ver lo que preparaba me daba una envidia tremenda no poder tomar todas aquellas maravillas pero si me hizo pensar que sería posible la adaptación de todas ellas a las dietas bajas en potasio y fósforo.
Juan Llorca es un tipo genial, divertido, campechano, amable y sonriente. Me encantó su filosofía sobre la comida (que comparto casi en su totalidad) y espero que algún día podamos colaborar para hacer algún taller para personas con restricciones alimentarias. Sé que lo tendrá en cuenta y que lo haremos pero mientras llega ese momento, su impulso, su energía, sus ganas de disfrutar de las pequeñas cosas que nos ofrecen los alimentos me animó a comenzar esta nueva etapa del blog que espero que os guste.

No os dejaré sin mis consejos sobre repostería y panadería, ni las entradas de platos tradicionales para dummies pero quiero centrarme en recetas para aquellas personas que tienen alguna restricción así que espero vuestros comentarios para decirme que os apetece que os cuente o si tenéis alguna restricción alimentaria para que yo pueda centrarme en ella.

Como no quiero extenderme mucho más solo deciros que os echaba de menos y que espero que estas próximas recetas OS SEPAN A GLORIA
Gazpacho sin tomate

GAZPACHO SIN POTASIO

INGREDIENTES:

85 gr de pimiento verde
150 gr de pepino
15 gr de cebolla tierna (morada o blanca pero tierna)
20 gr de tomate natural pelado
1/2 diente de ajo pequeño
10 gr de pan del día anterior
20 gr de aceite de oliva virgen extra
1/2 cucharadita de vinagre blanco
250 gr de agua fría

PREPARACIÓN:

Poner todos los ingredientes en una batidora salvo el agua. Triturar todo y añadir el agua hasta conseguir una textura líquida.
Veréis que no lleva sal, tampoco puedo incluirla en mi dieta pero si no tenéis problema añadid un poco de sal.
Añadir trozos pequeños de pepino y pimiento así como unos trozos de pan tostado para acompañar.
Yo lo tomo sin esos trozos porque no puedo tomar más verdura pero os lo aconsejo.

Tomar muy frío y a disfrutar



Para terminar deciros que podéis seguirme en facebook
https://www.facebook.com/groups/243880762394896/
y ahora también en Instagram
https://www.instagram.com/estomesabeagloria/


Hasta pronto y gracias por seguir ahí.

sábado, 4 de abril de 2015

FIDEUÁ FÁCIL

A petición de José Bayarri os traigo una receta de fideuá fácil de de preparar en casa.
Antes que nada quiero pediros disculpas por no publicar más pero llevo unos meses fuera de casa por un problema de salud familiar y no tengo mucho tiempo para ofreceros algo digno pero cuando me hacéis una petición como esta (la fideuá es uno de mis platos favoritos) no puedo dejar de hacerlo.

Así que sin cansaros mucho en la lectura pues voy a ello a ver si consigo un montón de comentarios vuestros diciéndome que os ha salido de maravilla y que habéis triunfado con vuestro plato de fideuá.

Allá vamos sin más demora


INGREDIENTES (para 4 personas)

250 gr de fideos de fideuá (los que parecen spaghetti curvados)
1 Lt de caldo de pescado (vale el de tretrabrick pero que sea de buena calidad)
1 cebolla mediana
1 ajo
1 pimiento verde pequeño
2 tomates maduros rallados
Un filete de emperador (o pez espada porque el emperador es pescado mediterráneo y es posible que no lo encuentres en tu mercado habitual)
200 gr de gamas arroceras peladas (de las congeladas van fenómeno)
4 Cigalas grandes (opcional, yo no las suelo poner porque no les gustan en casa)
100 gr de almejas (opcional)
1 Calamar mediano congelado (congelado porque resulta más blando al cocer)
Una cucharada de pimentón de la vera
Una pizca de colorante o si te da el presupuesto unas hebras de azafrán
Sal al gusto
Aceite de oliva

PREPARACIÓN

Yo lo preparo en cazuela baja porque la paella en la vitro es complicado pero puedes hacerlo en paella o en cazuela baja.

  • Poner el aceite de oliva (unas 4 cucharadas para cubrir el fondo)
  • Cortar la cebolla y el pimiento verde en trozos muy pequeños (no en juliana, sino en cubitos muy pequeños) y sofreir en el aceite caliente 
  • Cuando la cebolla esté casi transparente le ponemos el emperador cortado en dados grandes y el calamar en rodajas para que se cocinen a fuego medio.
  • Cuando ya veamos que el emperador está hecho añadimos la mitad de las gambas y las sofreimos tambien.
  • Por último añadimos los fideos y les damos unas vueltas para que tomen el sabor (unos 3 o 4 minutos sin parar de remover).
  • Picar el ajo muy pequeño o prensarlo con un prensa-ajos y mezclar con el tomate rallado
  • Machacar en el mortero el azafrán y añadirlo al tomate (si usas hebras, sino este paso te lo saltas)
  • Añadir el tomate con el ajo en la cazuela y darle unas vueltas hasta que pierda un poco de líquido
  • Echar el pimentón y el colorante (si no has usado azafrán) en la cazuela y seguir dando unas vueltas 
  • Echar por fin el caldo a la cazuela y subir un poco el fuego hasta que empiece a hervir
  • En este momento añadir las gambas restantes, colocar las cigalas bien colocadas sobre la cazuela y si quieres añadir unas almejas también ahora es el momento 
  • Dejar cocer unos minutos (según las indicaciones del paquete de fideos suelen ser entre 8 y 10 minutos) hasta que se seque y no quede caldo
  • Apagar el fuego, retirar y dejar reposar unos 10 minutos para poder servir.

Mi consejo es que la sirvas junto a un mortero de allioli porque le da un saborcillo maravilloso.


Espero que os resulte fácil de preparar y que OS SEPA A GLORIA.


GRACIAS POR SEGUIR AHÍ


                                                                                      Maleni